CACHONDAS.COM
Cachondas.com  
 Chistes X
 Humor Gráfico
 Relatos Picantes
 Videojuegos X
 Wallpapers
Fotos
 Amateurs
 Animadoras
 Bikinis
 Cachondas
 Exhibicionistas
 Jovencitas
 Lencería
 Lesbianas
 Maduras
 Modelos
 Pornoduro
 Tetas Grandes
 Transparencias
Links interesantes
 Musica.com
 Superhumor.com
 Videoblogs.com
 Videojuegos.com
 Relatos  
Mi ex
Fernando me regaló una falda bastante corta y una blusa blanca de seda muy transparente, unas braguitas si así se les puede llamar formado por solo tres hilos que la verdad un cubre absolutamente nada y un sostén de abertura en los senos, así que cuando me lo probé se transparentaba absolutamente todo y la falda dejaba muy poco a la imaginación con cualquier movimiento que hiciera se subía y dejaba ver mi trasero, así que pense que el me lo había regalado para usarlos en alguna noche de copas y de esas sesiones cachondas que tenemos, pero cual fue mi sorpresa que unos días después de que me lo diera cuando el salía a su trabajo me llamo por el celular y me dijo me gustaría que ahora mismo usaras la ropa que te regale, yo le conteste que estaba loco que como pudiera usar esa ropa en un día normal, y el me suplico que lo hiciera que me pusiera lo que me había regalado, me suplico tanto que no pude negarme, se lo prometí y colgamos el teléfono. Entre a la recamara y le pedí a la persona que me ayuda con el aseo que no entrara a la habitación, me espere en mi arreglo y cuando me vi al espejo me felicite por haber seguido la dieta recomendada por mi medico y seguir con mis ejercicios para mantenerme en forma, a pesar de mi edad (no me siento vieja) tengo 34 años me conservo en excelente forma me gusta que lo hombres me volteen a ver cuando ando por la calle eso de alguna manera me excita y claro que el ganón es Fer aunque debo decir que no siempre.Ya con la ropa que me había puesto y cumpliéndole su petición a mi esposo salí a un desayuno con unas amigas a un restaurante del sur de la ciudad y al bajar del auto y abrir un poco las piernas para salir, el vallet parking se quedo con la boca abierta ya que me vio hasta las anginas, la verdad que eso me enloquece cuando los hombres se quedan con la boca abierta viéndome, claro que ese día me puse un especie de chaleco ya que era demasiado lo que se veían los senos.Cuando llegue con mis amigas al restaurante me dijeron que adonde iría por que andaba despampanante.Terminamos el desayuno y cuando salía a pedir mi automóvil se me acerco un señor que no reconocí al principio me saludo muy amablemente y a verlo mejor lo recordé había sido un ex novio mío pero que al pasar de los años había cambiado y la verdad se había puesto muy rico el condenado, lo recuerdo cuando éramos novios y en esa ocasión solo le di el si por que estaba un poco despechada y aunque duro muy poco ese noviazgo según el seguía enamorado de mi, me invito a tomar un café a lo que le dije no era posible que otro día seria y me dijo que por que no salíamos a tomar una copa por la noche y le dije que lo pensaría así que me dio su teléfono por si me animaba le llamaba.Resulta que todo el día anduve que ni yo me aguantaba de lo excitada el ver la mirada de los hombres que me veían por la calle y que me querían devorar con la mirada me ponía a mil por hora, le llame a Fer para saber a que hora llegaría a casa y resulta que le habían programado un viaje de negocios es mismo día y que solo pasaría a la casa a preparar la maleta y saldría de viaje por tres días.Bueno pues dado mi estado de excitación no me quedo de otra después que salió de viaje mi marido que llamar a mi ex y le acepte la invitación a tomar una copa, nos encontramos en un bar muy cercano a donde nos habíamos encontrado e iniciamos una charla muy amena, resulta que el se había casado y divorciado que ahora estaba solo y que tenia dos hijas una de ellas por cierto llevaba mi nombre.Después de tres copas la cosas se empezó a poner un poco ardiente y la platica se torno mas intima yo un poco mas desinhibida por el calor de las copas acepte llegar a esa conversación que en ninguna otra circunstancia hubiera aceptado, pues resulta que de repente sentí sus manos por debajo de la mesa acariciándome las piernas y diciéndome que eso le hubiera fascinado hacer cuando éramos novios eso y mucho mas, yo de por si estaba excitada por lo que había pasado durante el día, las copas y las caricias de el en mis piernas pues ya me encontraba muy húmeda por la excitación yo por supuesto le retire las manos y le dije que se comportara ya que era una mujer casada y no le permitiría que se propasara.El retiro las manos de mis piernas y después pusieron una música muy romántica para bailar el me propuso salir a la pista y bueno pues yo acepte, ya en la pista al ritmo de la música me acercaba mucho a su cuerpo un cuerpo maravilloso se sentía durito y muy bien formado se notaba que había sido mucho trabajo de gimnasio para tener un cuerpo tan bien formado, me maravillaba el cambio de aquel muchachito delgado a este hombre tan seguro de si y con un cuerpazo de campeonato, el rozaba de vez en vez mi cuerpo por todos lados primero rozo mis senos haciendo que mis pezones se erizaran aun mas de lo que ya estaban, al darme una vuelta balando la pieza que estaba en esos momentos rozo mis nalguitas haciéndome vibrar el condenado.Regresamos a la mesa nos tomamos otra copa yo vi el reloj y le dije que solo me quedaba tiempo para tomarnos esas copa y que después me iría a mi casa, el dijo que estaba bien que no había problema, me hizo reír como loca su trato ahora era mucho mas afable y ameno, pero no tardo mucho en bajar la mano por debajo de la mesa y acariciarme las piernas , pero esta vez yo no hice nada por retirar sus manos suaves, tersas y ardientes, el se dio cuenta de que yo ya no lo rechazaba así que se acerco mas a mi y me beso en los labios un beso tierno muy suave que yo disfrute mucho, su mano subía por mis piernas cada vez más y me volvió a besar ahora de una manera muy pasional y ardiente y yo al igual que el anterior beso disfrute mucho ese beso, sentí su mano subir por mi pierna hasta llegar a mi panochita que para ese instante ya estaba completamente húmeda y con la tanguita que traía puesta pues sentí perfectamente su mano acariciando mi vello pubico, sentí uno de sus dedos profanar mi intimidad y me hizo soltar un gemido de excitación en ese instante retiré su mano por que estaba segura que si lo dejaba seguir yo misma ya no iba a poder detenerme y le pediría que ahí mismo me hiciera el amor, el caballerosamente retiro la mano y me invito a bailar la ultima pieza de la noche antes de retirarnos, acepte y salimos a la pista a bailar, pero antes de hacerlo me quité el chaleco que traía puesto por lo que con el trasluz de las lamparas del bar era muy evidente mis senos y mis pezones erectos, Gerardo (así se llama mi ex) se quedo con la boca abierta al verme mis senos, me pregunto si todo ese tiempo había estado así sin sostén y yo le conteste que efectivamente que solo utilizaba el chaleco para que me cubriera un poco esa parte de mi cuerpo, el me pregunto que porque me lo había quitado ahora, le conteste que porque en verdad me había excitado y quería que por lo menos se llevara en la mente la figura de mi cuerpo en la mente, el me abrazo y bailamos rítmicamente al compás de la música y que el aprovecho la proximidad de nuestros cuerpos para acariciarme los senos, que maravilla, que sensación, se notaba que con el tiempo se había convertido en un excelente amante ya que sus manos denotaban experiencia y conocimiento perfecto del cuerpo femenino, cada caricia y cada movimiento de su mano en mis senos me hacían estremecer.Terminó la melodía y nos fuimos a la mesa Gerardo pidió la cuenta y salimos del lugar, me acompañó a mi auto para despedirme y al hacerlo me plato un beso muy apasionado en la boca mientras sus manos recorrían mis senos y mi conchita, le dije que parará por que si no, no me sería posible contenerme, claro que eso era lo que el quería y siguió con sus caricias, sabiendo que mi marido se encontraba de viaje le di mi dirección y le dije te espero en una hora en mi casa, el acepto y me dijo ahí nos vemos.Yo llegue a casa y llame a mis padres para saber como estaban mis hijos y les avisé que pasaría hasta el día siguiente por ellos y mi madre se ofreció a llevarlos a la escuela y claro yo acepte pensando en que la noche sería larga, así que solo puse la ropa de mis hijos en una maleta y la lleve a casa de mis padres el trayecto de llevar la ropa y regresar a casa me ocupo prácticamente la hora, así que cuando estaba llegando a casa Gerardo ya me esperaba en el portal, le dije que era muy puntual y lo invité a pasar a la casa, entramos y nos instalamos en la sala le invite un café y seguimos nuestra charla, pero no tardo mucho en continuar con sus caricias y sus besos, estaba maravillada con Gerardo tenia una facilidad para seducirme que me tenía en la palma de su mano, me levante y encendí la radio y bailamos en la sala de la casa, sus manos recorrían mi cuerpo enteramente, me acariciaba mis nalguitas y mis senos, cada que me aprisionaba a su cuerpo sentía el paquete que se le había formado entre las piernas y eso me tenia al borde de la excitación, lentamente fue desabotonando mi blusa y me libero mis senos los acaricio hizo que mis pezones se erizaran como nunca en la vida los había tenido me besaba el cuelo y los labios mientras sus manos diestramente atendían mis senos, bajo sus deliciosos labios a mis senos y los acaricio con sus labios y con su lengua y mientras me daba un placer jamas sentido en mis senos y en mis pezones sus manos acariciaban mis nalgas por encima de la tela de la falda poco a poco se ánimo más y metió su manos por debajo de la falda acariciándome las nalguitas libremente sus manos tersas y expertas me cachondeaban de manera maravillosa llego a acariciarme con una mano mis nalguitas prácticamente desnudas y con la otra me acariciaba mi cuevita cubierta por la selva de vello obscuro mientras su boca no se despegaba de mis senos, me sentía transportada era la primera vez que otro hombre diferente a mi esposo me acariciaba de esa forma y para ser sincera lo hacia mucho mejor que el propio Fernando que ya es mucho decir, pero también creo que lo hacía mucho mejor era la excitación de hacer algo prohibido le daba una sensación muy especial a esas caricias, Gerardo y yo nos fundimos en besos y apasionadas caricias yo desabotoné su camisa para sentir con mis labios y con mis manos ese pecho musculoso, me volvía loca hacer eso ya que nunca en mi vida había tenido la oportunidad de acariciar un cuerpo así tan bien formado y debo decir que era una de mis fantasías intimas que inclusive le había platicado a Fer de esa fantasía.Tomé de la mano a Gerardo y lo conduje a la planta alta, a mi propia alcoba matrimonial, Gerardo iba detrás de mí abrazándome y recargando su cuerpo al mío, debo decir que soy algo bajita y el bastante alto por lo que su paquete quedaba a la altura de mi cintura y la sentía a través de la tela de la ropa completamente erecta, sus manos no dejaban de acariciar mis tetas mientras caminábamos a la alcoba, al subir las escaleras Gerardo no perdió oportunidad de admirar mi bien formado trasero así como de meterme mano, algo que me fascina que haga.Entramos a la alcoba e inmediatamente nos volvimos a fundir en besos y caricias el recorría cada parte de mi cuerpo sin dejar nada absolutamente nada por descubrir, desabotonó mi falda y como por arte de magia cayó al suelo dejándome solo con la diminuta tanguita formada solo por tres delgados hilos y con las zapatillas puestas, mientras el me acariciaba toda yo palpaba con un poco de miedo y muy nerviosa ese paquete que se había formado en su entrepierna y que parecía no dejar de crecer, ese miembro que en alguna ocasión cuando éramos novios había sentido con mis propias manos solo en caricias furtivas y veloces ya que me daba miedo acariciársela abiertamente, recordé cuantas noches había soñado con tener esa verga entre mis manos y entre mis piernas cuando éramos novios y yo creo que Gerardo se dio cuanta de ello y me susurró al oído verdad que se siente bien?, verdad que te quedaste siempre con las ganas y los deseos de hacer esto tanto como yo??Solo alcance a decir con un suave y excitado "siiiiiii"Gerardo me condujo a la cama me recostó en ella y me fue besando cada parte de mi cuerpo sin dejar un solo rincón de mi intimidad sin acariciar con su lengua, con sus labios, con sus manos, llego a mi cuevita tan deseada por el, y también ese deseo que había existido en mi de que la descubriera, se coloco entre mis piernas dándome un placer jamas sentido ni aun con mi propio esposo.El tenía su cabeza entre mis piernas y mis manos apretaban esa linda cabeza apretándola contra mi pucha e incitando a que me diera mas placer en mi rajita, en mis labios vaginales en mi clítoris, yo me encontraba con los ojos cerrados disfrutando al máximo de ese momento y gimiendo como una loca de tanto placer que estaba recibiendo (por no decir que gemía como una verdadera puta en celo).Gerardo era un verdadero amante experto en dar placer a una mujer nunca hubiese imaginado que fuera así en la cama, entre abrí un poco los ojos y cual fue mi sorpresa al ver a Luis Fernando en la puerta de nuestra propia alcoba con la verga de fuera y pajeándosela a ver como otro hombre disfrutaba de lo que hasta ese momento había sido únicamente de él, no abrí los ojos completamente para que Fer no se enterará de que yo ya me había dado cuenta de que el estaba ahí, la verdad no sabía que hacer si levantarme y salir corriendo y decirle a Fer que me arrepentía (lo cual no era cierto) que el era el único en mi vida pero no hice nada deje que las cosas se dieran por si solas y Gerardo no se había dado cuenta de la presencia de Fer en la casa por lo que el seguía con sus ricas mamadas en mi panocha.Fernando no hacía nada solo se acariciaba la verga que la verdad me extraño que la tuviera tan parada se notaba que le había excitado verme así, llego un momento en que no lo vi en la puerta y cuando lo vi reaparecer en ella estaba completamente desnudo y con una erección del tamaño del mundo pero como que se escondía aun mas el esperaba para ver como reaccionaba yo con Gerardo en la cama, Gerardo se levanto y yo misma fue quien lo termino de desnudar dejando libre su precioso y gigantesco miembro ante mis ojos, jamas en mi vida pensé en tener una rica verga como esa para mi, solo había visto esas ricuras en películas porno que veía con mi marido en la cama, pero este miembro de Gerardo rebasaba cualquier fantasía que hubiera pasado por mi mente, una verga grande gruesa y dispuesta a ser solo mía.Obviamente no desaproveche la oportunidad de acariciarla con mi boca con mi lengua y con mis manos, lo recosté en la cama y le di el placer que se merecía ese maravilloso amante le atendí su gran verga como se merecía, subí por su cuerpo con mis labios besando ese maravilloso pecho musculoso que me volvía loca le bese los labios y le susurre al oído lo bien que me sentía con el y que había sido una tonta cuando éramos novios al no aceptar tener relaciones con el me arrepentía de no haber sido desvirgada por esa maravillosa verga en aquel entonces y el me contesto que deberíamos recuperar el tiempo perdido, después de esto le dije susurrando que no hiciera nada pero que mi esposo nos estaba viendo y se notaba que estaba muy excitado, el se quedo quieto por unos instantes no supo que hacer y yo le dije no te preocupes por que no sigues dándome el placer que hasta ahora me estas dando y después lo invitamos a que se una a nosotros, el se quedo estupefacto con la propuesta pero la excitación era mayor al miedo así que continuo con sus caricias mientras yo besaba su pecho el acariciaba mis senos y mis nalgasGerardo subió sobre mi cuerpo y acomodó su gran pene en mi vagina introdujo solo la punta de la verga y solo con eso me hizo gritar y gemir de pasión era gigantesca la fue insertando poco a poco y muy lentamente que maravillosa sensación sentir como me metía la verga era algo sin igual nunca había sentido que mi esposo llenara tanto ese huequito de placer tan bien y tan rico como Gerardo lleno toda mi puchita toda mi panocha, me hizo sentir mujer en plenitud, fue entonces que la excitación me hizo cometer una locura y le llame a Fer le dije ven acércate y date cuenta como se coge a una mujer para que aprendas papito, Gerardo volteo a verlo y se quedo quieto por unos instantes mientras Fer entraba completamente desnudo y con la verga en la mano acariciandosela, no dijo nada y Gerardo se quedo por unos instantes quieto hasta que recibió una palmadita en la espalda por parte de Fernando como señal de aprobación para que continuara cogiéndome, así lo hizo Gerardo siguió y me la dejo ir hasta el fondo esa gran verga hasta el fondo fue imposible evitar el gritar de tanto placer me llenaba toda me estaba haciendo gozar como una puta nunca Fer me había hecho gozar tanto ni siquiera había punto de comparación con la verga de Gerardo y la forma en que la movía, Fer me pregunto lo estas gozando verdad? Y yo le conteste como una puta me esta haciendo sentir cosas que tu nunca habías hecho sentir en mi, y después de eso me invadió un espasmo provocado por el placer de sentir un verdadero orgasmo como nunca en mi vida había sentido, yo pense hasta ese momento que los orgasmos que sentía con Fer eran los mejores del mundo pero ahora sintiendo lo que me hacia Gerardo pense que esos orgasmos con Fer eran una caricatura de lo que un verdadero hombre hace sentir a una mujer como yo.Entonces se salió de mi panocha Gerardo y como invitando a mi esposo a continuar con la labor le dejo el paso libre, Fernando me metió la verga de un solo golpe pero después de haber sentido esa ricura de verga de Gerardo ni cosquillas me hizo pero fingí que me estaba llenando toda para que no se enterara que lo habían dejado hecho un pendejo como amante comparado con Gerardo, mientras Gerardo se colocó a la altura de mi cara con su gran verga aun erecta lo que yo aproveche para mamársela limpiarle su rico mástil erecto, al ver que Fer seguía con su mete y saca y yo deseaba que Gerardo volviera a cogerme por la panocha para que de verdad me hiciera sentir mujer les propuse que Gerardo me cogiera por la panocha y Fer por el ano y claro los dos aceptaron, se acostó boca arriba Fer y yo de espaldas a el deje que me la metiera por el ano era como su premio de consolación ya que en verdad en la panocha ni cosquillas me hacia comparado con lo que me hacia sentir Gerardo me clavo rico al principio sentí dolor pero después me gusto mucho que me chingara por el ano mi maridito además de que me estaba desvirgando esa parte de mi cuerpo, vi a Gerardo apuntar con su gran verga a mi panocha lo que me hizo vibrar de emoción sentí al mismo instante en que estaba entrando la cabeza de la verga como empezaba a llenar mi panocha con esa rica verga no pendejaditas como la de Fer... así estuvimos por un gran tiempo haciendo me disfrutar los dos por mis dos oyitos a Fer apenas y le quedo a la medida mi anito mientras que la en panocha era dueño y señor Gerardo, Fer termino dentro de mi creo que demasiado rápido mientras Gerardo quería seguir en la pelea parecía que no tenia fin su rica erección y yo ya después de varios orgasmos me levante y Gerardo me dijo a donde vas mamita si aun no terminamos me agarro por las nalgas y me levanto metiéndome mas bien clavándome su espada nuevamente en la panocha y con sus fuertes brazos me tenia en vilo metiendo y sacando su pitote de mi panocha haciendo gemir y gozar como una verdadera puta el me dijo entonces voy a terminar voy a terminar.Me bajo y tome su rica verga con mi boca he hice que se viniera en mis labios delicioso sabor le di un beso en la boca a Gerardo y después a Fer y me quede profundamente dormida al despertar estaba Fer a mi lado abrazándome tiernamente Gerardo ya se había retirado, en ese momento descubrí que el amor de mi vida era Fer pero el amante de mi vida y quien me llenaba toda era Gerardo.

Links interesantes